DIARIO DE ABORDO. ©.®.







Diario de Abordo. 
Género: Ciencia- Ficción. 
Cádiz. 2003. ©. ®.
Madrid. 2005. ©. ®. 

Mi primera experiencia literaria. 



Concluí mi primera novela a principios de 2003, su título, Diario de Abordo, el género, ciencia- ficción. 

Por aquellos días vivía en Cádiz, concretamente en el casco antiguo de la ciudad y para ser más exactos en la calle feduchi, cerca de la plaza del Palillero. El 22 de mayo del año 2003 llevé mi obra al registro de la propiedad intelectual de la ciudad, antes bebí un café en la calle San Francisco, mi mamotreto iba envuelto en una bolsa de plástico, la ilusión me embargaba el alma, el día era soleado y precioso, estaba seguro que mi novela sería un best sellers. Tres meses más tarde, el silencio administrativo confirmó que era el autor legítimo de los derechos de mi obra literaria sin tener que hacer rectificaciones por coincidencias con otras obras literarias. Lo celebré con unas amigas y amigos en la playa de la Victoria por la noche bella gaditana. 

A finales del verano alguien de una editorial importante Madrileña con sede en Cádiz, fue a buscarme, la verdad, es que aún hoy, no sé cómo llegaron a enterarse de que poseía una obra inédita, de una magnitud imaginativa, impensable por aquellos días, cuando occidente se encontraba envuelto en la guerra de Irak. Finalmente accedí a la oferta de la editorial y entregué el manuscrito para que lo revisase a la directora de edición en persona, esta me prometió que en un mes a más no tardar tendría noticias, pero no fue así y desafortunadamente casi un año después, tuve que recurrir a una abogada amiga de Madrid para poder recuperar mi libro, que fue plagiado, troceado y  vendido en el mercado negro a los traficantes parásitos. Como podéis imaginar fue una debacle para mí dignidad como persona y autor. Al parecer la editora jefa fue despedida y se llevó mi libro con ella. 

Dos años más tarde, a finales del verano de 2005, había regresado a Sevilla, de la que me fui en la primavera de 2002 para terminar mi obra en la tacita de plata. Decidí presentarme al IX Premio Primavera de Novela con sede en Madrid, patrocinado por Espasa y el Corte Inglés. 

El concurso como cada año tenía lugar en la capital de España, así que preparé mi obra a doble espacio en dos volúmenes de casi mil folios cada uno. Me fui a Madrid y entregué en la recepción de la editorial Espasa mi libro, luego de esto y tras pasar una noche tomando unas copas por el foro, al día siguiente regresé a Sevilla, ahora tocaba esperar, si finalmente la novela pasaba el primer corte y entraba a concurso. Dos meses después recibí una carta del Departamento de ediciones que decía lo siguiente:  “Por la presente le comunicamos que el original de la obra indicada más arriba está participando en la presente edición del Premio Primavera de novela con el número 219” Me sentí feliz, al menos había pasado el primer corte, al fin y al cabo sabía que era poco probable que ganase aquel concurso internacional y que me sentiría más que satisfecho si me editaban la obra, por aquellos días aún no existían los libros electrónicos. 

En marzo del año 2006 se dio a conocer el ganador y el finalista del IX Premio Primavera de Novela, por supuesto mi nombre no estaba entre los triunfadores, pero me enviaron la crítica del jurado respecto de mi obra y cuál fue mi sorpresa, cuando comprobé que me compararon con gente de la talla de Stanley Kubrick y Woody Allen. Alguien de la editorial me llamó para editar la obra, pero por motivos personales no atendí la llamada y Diario de Abordo se quedó “congelada” en una de las estanterías de mi alguarín de creaciones, hasta hoy. Ahora trabajo en la obra, para poder publicarla en un plazo de seis meses, creo que se lo debo a mis personajes, a mis lectores, pero sobre todo, se lo debo a mi alma y a mi duende… 

Autor texto: Jorge Ofitas.

Autor ilustración: Jorge Ofitas.
Sevilla. 2015. ©. ®.






No hay comentarios:

Publicar un comentario